Diario de mis insomnios,  Mujer de Accion

3 grandes lecciones de negocios que aprendí de mi mamá

Todo mundo me dice que soy una guerrera, pues si y lo aprendí de mi mamá.

Una Mamá es un ser que dedica su vida a hacer de la de su hijo una de éxito, un ser que busca enseñarte en forma directa e indirecta.

Premeditadamente te envía lecciones en código buscando desarrollarte en todos los niveles posibles. (Gracias Mamá, si estás leyendo esto)

Hoy me doy cuenta que sus enseñanzas me han rendido beneficios en mi andar por la vida profesional.

Tengo una manía que hasta risa me da, aprendizaje que llega a mi vida lo traduzco o proyecto de alguna forma a mi vida en los negocios, ¡Que rarita soy!

Hay 3 grandes lecciones de negocios que aprendí de mi mamá, con todo cariño te las comparto, estoy segura que podrás aplicar más de una con resultados positivos.

Oportunidad Nazareth bLACK

1.- «Come cuando hay»

Cuando había alguna comida especial y llegaba tarde, sencillamente no alcanzaba comida, mi madre jamás se preocupó por andar guardando a los que no llegábamos, esto sucedía al preguntar yo:

– Yo: ¿Mami me guardaste de comer?

Ella respondía de forma muy graciosa, directa y hasta traviesa: NO! Come cuando hay!

Ella dijo:«Come cuando hay» – Yo Aprendí a aprovechar las oportunidades.

En los negocios como en cada situación en la vida, las oportunidades se presentan con tiempo de caducidad, aprende a identificar las oportunidades y aprovéchalas.

Una oportunidad siempre será aprovechada y si no la aprovechas, sin duda alguien más lo hará.

WARRIOR

2.- «Elige tus batallas»

La competencia en la vida infantil como en la de los negocios puede llegar a ser feroz, mi mamá me dijo en cierta ocasión cuando me veía realmente enojada con algún busca pleitos:

«Elige tus batallas» – Conclusión. No he encontrado a alguien digno de hacerme perder el control.

Esa es la lección de negocios #2 que aprendí de mi mamá, el control lo tienes tú, en cada situación donde la confrontación se haga presente, no caigas en provocaciones, aprende a sentir empatía por los demás y aprende a negociar.

STOP NAZARETH

3.- «Te callas»

La rebeldía siempre ha sido una constante en mi vida, cuando la irreverencia se hacia presente, mi mamá solía decirme en tono firme:

«Te callas» – Con esto entendí que existen limites que no deben ser traspasados.

Aplicado en los negocios es la misma directriz, hay límites que jamás deben pasarse por alto, para mi algunos ejemplos claros de esta lección son honrar mi palabra y jamás tomar ventaja sobre mis socios de negocios o clientes.

Tu estableces tus propios límites, ten cuidado de identificarlos adecuadamente, estos pueden cambiar dependiendo de la situación de negocios en que te encuentres.

Las enseñanzas de mi mamá me acompañarán toda mi vida, estas frases vienen a mi mente generalmente en cada situación que las necesito, así he aprendido a aprovechar las oportunidades, a tener el control de mi vida, a identificar los limites que no debo cruzar, y buscar caminos alternos que me permitan llegar a mi objetivo con honorabilidad.

¿Tú que aprendiste de tu Mamá? Compártelo en comentarios

Comentarios desactivados en 3 grandes lecciones de negocios que aprendí de mi mamá
A %d blogueros les gusta esto: